El remolino de Torre


El gran maestro Carlos Torre Reppeto

Torneo Internacional de Moscú, 1925


La historia del ajedrez está vinculada con la historia moderna de la humanidad. Si consideramos que cuenta con poco más de 1500 años que se establecieron las reglas como las conocemos hoy (a finales del siglo XV los peones y la Dama experimentaron cambios que lo acercarían al ajedrez actual). Por ello, trataré de explicar cómo es que sucedió la combinación que nos ocupa el día de hoy en esta entrada: el remolino.


En una entrada anterior el profesor Jesús López (quien imparte niveles de iniciación y principiantes en la EAL), nos habló un poco acerca del gran maestro Carlos Torre Reppeto, exponente del ajedrez mexicano a principios del Siglo XX. Desde la edad de los 19 años ya daba de que hablar, con soltura ganó el Western Champioship de 1924 que tuvo lugar en Detroit, Michigan (en aquella época el campeonato cerrado de los Estados Unidos era auspiciado por la Western Association quien organizaba el campeonato nacional cerrado, aunque se le daba el nombre de Western Champioship, el vencedor de esta competencia era considerado por todos el Campeón de los Estados Unidos de América). El maestro Carlos Torre tuvo un triunfo convincente superando a su perseguidor más cercano con dos puntos y medio de ventaja, quedaba claro que aparte de Marshall (multicampeón de EUA) y Capablanca (Campeón Mundial de Ajedrez de la época), ningún otro maestro radicado en los Estados Unidos tenía posibilidades contra él.


Este triunfo y otros que le siguieron dieron de que hablar en la revista American Chess Bulletin. La gran difusión de estos logros que dio esta revista de ajedrez internacional permitió que llegaran los ecos sonoros a Europa, dando a conocer su vigoroso juego y su estilo. Primero fue el Dr. Siegbert Tarrasch y luego el gran Emanuel Lasker los que comentaron positivamente el estilo de juego del maestro yucateco. Desde Berlín, el Dr. Lasker envió una misiva en la que alababa el estilo de Carlos Torre:


"El artículo de C.S. Howell sobre Carlos Torre pone el dedo en la llaga; las partidas de Carlos Torre son interesantes, su estilo es prometedor; sus combinaciones son efectuadas en estilo puro".


A principios de 1925, el Dr. Tarrasch anunció que estaba organizando una competencia internacional a celebrarse en abril en la ciudad alemana de Baden Baden. El gran maestro teórico fungiría como director del mismo y esperaba reunir a los mejores ajedrecistas del mundo. Fueron giradas dos invitaciones para dos participantes del continente americano, a saber Capablanca y Frank J. Marshall. Como Capablanca declinó su invitación se decidió sustituirlo por el joven yucateco. Para el maestro Carlos Torre, en ese año, iniciaba el asalto al viejo mundo.


Tendremos que retroceder unos cuantos años en nuestro relato, ya que la combinación del Remolino se presentó en el Torneo Internacional de Moscú en 1925 pero antes es necesario saber cuáles fueron las circunstancias que llevaron a la realización de este magno evento. Antes que todo, sabemos que la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) se fundó en el año 1924 y representaba el proyecto histórico de desarrollar el sistema socialista tras un proceso revolucionario (1905 y 1917) y una cruenta guerra civil (1918-1921). Tras su triunfo, el Estado bolchevique impulsó la nueva ideología en todas las áreas; en cuanto a la cultura soviética sobresalen la literatura (Pasternak, Mayakovski, Gorki), la pintura (Brodsky, Deineka), la música (Shostakovich, Prokofiev) y el cine (Eisenstein, Kulechov, Pudovkin, Dziga Vertov y Dovjenko). Pero también brindó apoyo estatal al ajedrez con el fin de demostrar la supremacía de la ideología socialista frente a la capitalista.


El alto mando soviético reunió en 1925 a pedagogos, investigadores de todo tipo, psicólogos. Cuya finalidad era diseñar el perfil de los profesores, organizadores y promotores del ajedrez. Invitaron a Moscú a los mejores jugadores del mundo de aquella época para que compitieran en el primer torneo internacional de ajedrez realizado por la Unión Soviética y ya teniéndolos a la mano, los equipos de psicólogos y pedagogos los analizaron, sacaron modelos y perfiles, terminando por diseñar una curricular, una serie de materias y clases para hacer de los aficionados soviéticos, los grandes entrenadores y promotores del futuro. Entre los maestros más destacados y que más cooperaron en ese “perfil” y diseño curricular, estaban Capablanca, campeón mundial en ese año; Emanuel Lasker, el antecesor y reinante por más de dos décadas; y el jugador joven más destacado, con apenas 20 años de edad, el maestro mexicano, inmigrante en los Estados Unidos, Carlos Torre Repetto.


Cerramos paréntesis. Ahora bien, comprendemos mejor las circunstancias que llevaron al maestro yucateco a viajar a Moscú, tras su participación en el mes de abril en la ciudad alemana de Baden Baden en ese mismo año. En la arena internacional, el juego desplegado por el joven ajedrecista, así como, sus sendos triunfos contra maestros reconocidos, le concedieron la oportunidad de enfrentarse con los mejores de su época, lo que le trasladó a ser partícipe de una competencia clave en la historia del ajedrez mundial: Moscú 1925.


Torre, Carlos-Lasker, Emmanuel

Moscú 1925

En noviembre de 1925, en Moscú, cuando se jugaba la duodécima ronda del Torneo Internacional, en la sala se había corrido la voz: "Torre ha sacrificado su Dama a Lasker". Los aficionados cercaron entonces el tablero del joven maestro mexicano, Torre sorprendía al Ex-campeón mundial con la más acabada muestra del remolino ajedrecístico, un péndulo, un vaivén en la séptima fila. Esta combinación del maestro yucateco cercenaba las aspiraciones de Lasker por el primer puesto.



El orador clásico Catón pregonaba que para hablar bien sobre un tema había que absorber su esencia, y entonces las palabras fluirían por sí solas. Los días de la Roma clásica han pasado, pero el principio sigue vigente y es interesante ver cómo puede aplicarse a las distintas áreas de la vida. Si aplicamos las palabras de Catón al tablero, podríamos decir que si penetramos en el espíritu de la posición, podremos descubrir la jugada correcta.


Por eso en la Escuela de Ajedrez en Línea enseñamos a nuestros alumnos a comprender la esencia de la posición para encontrar el camino correcto. Tratemos de comprender la combinación del Remolino con que Carlos Torre derrotó a Emmanuel Lasker. Primeramente es necesario identificar los motivos tácticos, que no son más que las debilidades presentes en la posición del rival (debilidad de rey, debilidad de pieza, debilidad de líneas o casillas). En la imagen podemos observarlos:

-Debilidad de rey: enroque debilitado por la ausencia del Caballo defensor.

-Debilidad de pieza: Dama negra de b5 sin defensa.

-Debilidad de líneas o casillas: el maestro yucateco domina la columna "g", además que puede ocupar la diagonal a1-h8 inmediatamente. Las casillas clave son f6 desde donde su Alfil atacará el punto g7, el cual también es clave porque en ese punto coincidirán la acción combinada de la Torre y el Alfil.


25.Af6!!

Obligando a Lasker a aceptar el sacrificio de Dama. Podemos observar también que la jugada blanca aprovecha un tema táctico conocido como el Ataque Doble, se amenaza capturar a la Dama negra sin defensa de b5, así como, la entrada de la torre en g7 (este tema táctico junto con otros se abordan en el Nivel Intermedios de nuestros cursos).


25...Dxh5



26.Txg7+ Rh8

En este momento, se muestra la poderosa acción combinada de la Torre con el Alfil conocida como el Remolino, porque devasta con todo en su camino.











27.Txf7+

Jaque descubierto, nada puede hacer el rey más que volver a g8.


27...Rg8











28.Tg7+

Obligando al Rey negro a volver a la casilla h8 desde donde quedará bajo ataque de un jaque descubierto del Alfil de f6 cuando la Torre capture al Alfil de b7


28...Rh8








29.Txb7+

El rey debe volver a la casilla g8 y se repite la acción. Sólo que ahora el maestro Torre ha fijado su mira en la Dama negra.


29...Rg8

30.Tg7+ Rh8








31.Tg5!!

Un jaque descubierto y ataque doble. El maestro Carlos Torre ha recuperado la Dama y en el camino ha ganado material.


Al término de esta ronda, el maestro Carlos Torre Reppeto acababa de esculpir con cincel su nombre en los anales de la historia del Ajedrez.






Carlos Torre sobre su partida:


"Fue una partida donde sacrifique mi dama, posibilitando la acción combinada de un alfil y una torre sobre el rey contrario. La torre blanca va arrasando con la posición de Lasker, y aproveche los jaques a la descubierta y capturando piezas. Recupere la dama en un final ganador."



FUENTES:

-“Vida y Partidas de Carlos Torre” de Gabriel Velasco, Editorial Íncaro, México, 1993.(325 pp.)

-"64 variaciones sobre un tema de Torre del Dr. Germán De la Cruz, Ediciones El Caballito 1ra edición, México, 1982 (pág. 66)


Referencias:

-https://chesscom-chesscoach.blogspot.com/search?q=carlos+torre&updated-max=2017-01-05T20:38:00-06:00&max-results=20&start=25&by-date=true

-https://laufer.com.mx/archives/225

-http://quienesjugaronajedrez.blogspot.com/2016/12/carlos-torre-repetto.html

-https://www.lavanguardia.com/historiayvida/edad-media/20201203/6086287/historia-ajedrez-tablero-alfonso-x-urss.html






72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo