3ra entrega Gioacchino Greco II


En la entrada anterior, hemos dedicado el artículo a la primera partida porque el patrón de mate visto es relevante. En la presente entrada, nos dedicaremos a la segunda partida vista en el video de reforzamiento. El mate que nos ocupa es el siguiente:


Para que se produzca este mate, el rey rival debe estar enrocado, además, el enroque atacado no debe contar con el caballo defensor de f6 (f3), pieza que defiende la incursión de la Dama en h5 y protege la casilla h7. Un peón de e5 (e4) ayuda mucho en el ataque ya que toma la casilla f6 (f3) donde por lo regular se encuentra el Caballo defensor de un enroque. El agresor debe dominar diagonales abiertas hacia el enroque del adversario, además, de contar con un punto de apoyo en la casilla g5 (g4) para que un Caballo pueda saltar en el ataque. Con igual importancia, la posibilidad de trasladar a la Dama al ataque vía d1-h5 en caso de ser blancas.


Esta posición reúne los requisitos para realizar el típico sacrificio en h7 (peón en e5, enroque sin caballo defensor, domino de las diagonales, traslado de la Dama rápido, casilla g5 para el Caballo).


Veamos la partida que jugó nuestro jugador predilecto, Gioachino Greco en 1620, donde pone de manifiesto su capacidad de detectar estas debilidades en la posición del rival:



5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo